El impuesto de las bolsas de plástico en 10 preguntas

Los residuos generados por el consumo de plástico en general y de bolsas de plástico en particular, son un problema que afecta seriamente a nuestro planeta y que no hace más que ir en aumento. Según datos de Greenpeace, actualmente, 12 millones de toneladas de basura llegan a los mares y océanos cada año.

La reducción del consumo de plástico está en la agenda española y el Consejo de Ministros ha aprobado recientemente un Real Decreto que prohíbe suministrar bolsas de plástico de manera gratuita, desde el 1 de julio de 2018. Desde esta fecha, los establecimientos deben cobrar por ellas para reducir su uso.

La Normativa ha sido aprobada para adaptarse a la directiva europea, que tiene como objetivo último eliminar las bolsas de plástico para el 2021. Esta directiva de la Unión Europea fue aprobada en 2015 y gira en torno a las bolsas ligeras, de menos de 50 micras (0,05 milímetros), que suelen ser las bolsas que generan más residuos.

Para que sea más sencillo de entender, a continuación explicamos en 10 preguntas (con respuesta) lo que debes saber
sobre la Normativa que obliga a pagar las bolsas de plástico:

1: ¿En qué consiste el impuesto de las bolsas de plástico?

El impuesto es una tasa que busca desincentivar el consumo de las bolsas elaboradas con plástico, ya que se considera que su asimilación por parte del medio ambiente es excesivamente lenta.

2: ¿Cuándo se aplicará el impuesto?

El impuesto ha comenzado a aplicarse el 1 de Julio de 2018, las bolsas ya se deben cobrar (a excepción de las muy ligeras y las gruesas recicladas).

A partir del 2020 las bolsas gruesas deben estar compuestas al menos un 50% de plástico reciclado y se prohíben las de plástico fragmentable.

A partir del 2021 se prohíben las bolsas de plástico ligeras y muy ligeras, salvo las compostables.

3: ¿Cuál es el objetivo de esta nueva normativa?

• El primer objetivo es la reducción del consumo de las bolsas plásticas hasta menos de 90 bolsas de plástico ligeras por persona al año con fecha tope de 31 de diciembre de 2019, que pasarían a ser 40 bolsas por persona al año en diciembre de 2025.

• El segundo objetivo está ligado a las bolsas de mayor grosor (más de 50 micras), cuyo consumo se prevé bajar en un 30% respecto a su utilización en 2016.

• Como tercer y último objetivo, la ley exige un nuevo marcado de bolsas para ofrecer instrucciones de reciclaje y también recopilar información sobre la efectividad de la medida.

4: ¿Qué bolsas no están sujetas al impuesto?

Son las siguientes:

• Aquellas que no estén elaboradas con material plástico (polietileno) de un solo uso y se consideren biodegradables. Por ejemplo no están sujetas al impuesto las elaboradas con fécula de maíz.

• Aquellas que estando elaboradas con material plástico (polietileno) se consideran reutilizables. Para ello deben medir 50×60 cm. y permitir ser reutilizadas 15 veces.

• Aquellas que se suministren por los establecimientos. Generalmente pescaderías, carnicerías, fruterías y panaderías.

5: ¿Qué bolsas sí están sujetas al impuesto?

El impuesto trata de desincentivar la demanda de bolsas de plástico por parte del consumidor final, así que el impuesto está aplicado a dicho consumidor, por lo que es éste el que tiene que pagar el impuesto y el establecimiento está obligado a cobrar las mismas.

6: ¿Quién paga el impuesto de las bolsas de plástico?

En el momento en que la Normativa entre en vigor, todas las bolsas que están sujetas al impuesto deben ser cobradas al consumidor.

7: ¿Cuánto tiene que pagar el cliente?

El precio cambia según el tipo de bolsa y su espesor. Los precios mínimos de las bolsas de plástico compostables son:

• 5 céntimos por bolsas de espesor inferior a 15 micras. Estas bolsas podrán ofrecerse gratuitamente, pero para ello deben utilizarse por cuestiones higiénicas y/o para alimentos a granel.

• 5 céntimos por bolsas de espesor entre 15 y 29 micras.

• 10 céntimos por bolsas de espesor igual o superior a 30 micras.

Por otra parte, los precios mínimos de las bolsas de plástico oxobiodegradables son:

• 10 céntimos por bolsas de espesor inferior a 15 micras, siempre que no sea por cuestiones higiénicas y/o para alimentos a granel.

• 10 céntimos por bolsas de espesor entre 15 y 29 micras.

 15 céntimos por bolsas de espesor igual o superior a 30 micras.

Por otra parte, los precios mínimos de las bolsas de plástico oxodegradables son:

• 30 céntimos por bolsas de espesor igual o superior a 50 micras.

8: ¿Qué pasa con las bolsas que tengo y están sujetas al impuesto?

En el momento en que la Normativa entre en vigor, todas las bolsas que están sujetas al impuesto deben ser cobradas al consumidor.

9: ¿Cómo se deja constancia del cobro de las bolsas?

A través del ticket de compra o factura, donde se deberá reflejar el cobro de las bolsas sujetas al impuesto.

10: ¿Cómo se justifica el cobro de las bolsas?

Trimestralmente, a través del modelo 751 (además del modelo 752 anual) se tendrá que ingresar el importe total cobrado al cliente. Además se especificará relación numérica de todas las facturas emitidas donde se justifique dicho importe.

En D·SIGN, como estudio de Diseño & Publicidad, nos hemos visto afectados por esta nueva Normativa ¿Y a ti, te afecta la Normativa sobre bolsas de plástico? ¿Piensas que será efectiva o es sólo una medida más para recaudar fondos? ¿Estás barajando otras opciones para tu tienda? Llámanos para asesorarte y buscar las mejores alternativas en bolsas para empresas.

Y no olvides dejarnos tu opinión al respecto en los comentarios. 🙂

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.